¿Por qué aprender alemán?

El idioma alemán es con aproximadamente 100 millones de hablantes la lengua nativa más hablada en Europa. Su conocimiento abre de par en par las puertas, especialmente a ciudadanos europeos, para vivir, trabajar e integrarse en países como Alemania, Austria, Suiza, Bélgica o Luxemburgo.

 

Vale, aprender alemán es muy útil, pero ¿Por qué ir a trabajar a Alemania?

Como español acostumbrado en los últimos años a la precariedad e inestabilidad laboral, lo primero que suele llamar la atención de Alemania son los altos salarios, acompañados de estabilidad y buenas condiciones laborales. Por otro lado, el coste de la vida es muy parecido al de España. Todo esto hace que los alemanes disfruten de mucho más poder adquisitivo, lo que les permite poder disfrutar de la vida sin preocupaciones económicas.

 

Bueno, pero el dinero no es lo único importante…   

Por supuesto, hay muchos otros motivos por los que venir aquí.

Alemania ostenta el 4º puesto del Índice de Desarrollo Humano y es un país con unos muy altos estándares en calidad de vida, democracia y justicia social. Es además un país que respeta la naturaleza y donde se pueden disfrutar de espectaculares parajes naturales y ciudades limpias de contaminación acústica y atmosférica.

 

Pero a mi me han dicho que los alemanes son serios y aburridos

Claro, y los españoles estamos todo el día de fiesta, bailando sevillanas y corriendo delante de un toro. Esos son solo tópicos que en la mayoría de los casos no se corresponden con la realidad.

Los alemanes son en general gente educada y amable. Que como a todo el mundo les gusta divertirse y disfrutar de la vida. La mayoría tienen además un gran sentido del humor, algo que se manifiesta, por ejemplo, en muchos programas de la televisión alemana.

 

He oído que el idioma alemán es difícil de aprender

Aprender un idioma a la perfección es una tarea de muchos años. Todos conocemos a extranjeros famosos que llevan casi toda la vida viviendo en España y todavía hablan español con marcado acento.

Por otra parte, para un español, el alemán no es un idioma especialmente difícil. Y la buena noticia es que alcanzar un nivel que permita llevar una vida normal no es tan costoso. Sin tener ningún conocimiento previo se tarda, de media, aproximadamente 3 meses estudiando unas 6 horas diarias en alcanzar el nivel B1, el cual permite ya defenderse y poder acceder a muchos puestos de trabajo. Aprender un idioma es una inversión personal y como tal tiene que ser valorada. Si comparamos el tiempo invertido con las ventajas obtenidas con su aprendizaje, es para la mayoría un muy buen negocio.